EL SEXO TIENE UN PRECIO

Conferencia iluminadora y edificante, sin lugar a dudas dirigida por el Espiritu Santo, para apercibir a la juventud de los peligros que se enfrentan en nuestros tiempos.

Yo sigo diciendo: «A mi no me ganaron el Holocausto silencioso no pudo sobre mi»…»Soy odiada porque declaro la vida»